Malfred Gerig: “China lidera una nueva globalización”. Entrevista por Juan Manuel Zerpa

A propósito del I Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, convocado por la República Popular, el sociólogo Malfred Gerig asegura que estamos ante un actor global inédito en los últimos 60 años.
Entre el domingo 14 y el lunes 15 de mayo los medios de comunicación centraron su atención en Beijing, China, donde se reunieron 29 Jefes de Estado y de Gobierno, así como más de 100 altos representantes internacionales. Ninguna iniciativa de país alguno en las últimas décadas acogió el apoyo de tantas naciones.

Para el sociólogo venezolano e investigador de la Escuela Venezolana de Planificación, Malfred Gerig, el I Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional demostró que China es un “actor global que quizá no existía desde Estados Unidos finalizando la segunda guerra mundial, que está convocando a muchos países con un plan de desarrollo regional” y que plantea transformar su propio modelo de crecimiento económico. En la ruta se encuentra 75% de las reservas de energía conocidas, 70 % de la población mundial y se genera un 55 por ciento del PIB mundial.
(Para seguir leyendo pulse el título)

Malfred Gerig: “China lidera una nueva globalización”. Entrevista por Juan Manuel Zerpa

A propósito del I Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, convocado por la República Popular, el sociólogo Malfred Gerig asegura que estamos ante un actor global inédito en los últimos 60 años.
Entre el domingo 14 y el lunes 15 de mayo los medios de comunicación centraron su atención en Beijing, China, donde se reunieron 29 Jefes de Estado y de Gobierno, así como más de 100 altos representantes internacionales. Ninguna iniciativa de país alguno en las últimas décadas acogió el apoyo de tantas naciones.

Para el sociólogo venezolano e investigador de la Escuela Venezolana de Planificación, Malfred Gerig, el I Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional demostró que China es un “actor global que quizá no existía desde Estados Unidos finalizando la segunda guerra mundial, que está convocando a muchos países con un plan de desarrollo regional” y que plantea transformar su propio modelo de crecimiento económico. En la ruta se encuentra 75% de las reservas de energía conocidas, 70 % de la población mundial y se genera un 55 por ciento del PIB mundial.
(Para seguir leyendo pulse el título)

Comunicación política, posverdad y guerra. Por Miguel Ángel Contreras

La pluralización de las formas de representación mediática consecuencia directa de la intensificación de la innovación tecnológica en el campo de las comunicaciones ha implicado la emergencia de una nueva gestalt en materia de la comunicación política. Se imponen las paralogías en tanto el consenso no es más que un estado de la discusión y no su fin. La verdad se volatiliza completamente. El surgimiento de la idea de la posverdad se inscribe en este doble registro: a) pluralización y relativización de las fuentes; y b) espectacularización y simulacros de los hechos. Y ambas tienen en las redes sociales su dispositivo de circulación global con sus concomitantes sentido de clase. El punto donde se condensa en sus dramáticas consecuencias la posverdad, es en la Guerra.
Indudablemente, la retórica siempre ha formado parte constitutiva de la política. No necesariamente es su sustituta. La posverdad como mentira –y sus peligrosas estrategias performativas de apelación a las emociones- no puede autonomizarse de la factualidad del mundo. En el debate cotidiano la mentira como instancia regulativa puede convertirse en un detonante de la guerra civil. Por ello, es en esa cotidianidad donde se confrontan las estrategias retóricas de la profunda pugnacidad política en Venezuela
(Para seguir leyendo pulse el título)

Comunicación política, posverdad y guerra. Por Miguel Ángel Contreras

La pluralización de las formas de representación mediática consecuencia directa de la intensificación de la innovación tecnológica en el campo de las comunicaciones ha implicado la emergencia de una nueva gestalt en materia de la comunicación política. Se imponen las paralogías en tanto el consenso no es más que un estado de la discusión y no su fin. La verdad se volatiliza completamente. El surgimiento de la idea de la posverdad se inscribe en este doble registro: a) pluralización y relativización de las fuentes; y b) espectacularización y simulacros de los hechos. Y ambas tienen en las redes sociales su dispositivo de circulación global con sus concomitantes sentido de clase. El punto donde se condensa en sus dramáticas consecuencias la posverdad, es en la Guerra.
Indudablemente, la retórica siempre ha formado parte constitutiva de la política. No necesariamente es su sustituta. La posverdad como mentira –y sus peligrosas estrategias performativas de apelación a las emociones- no puede autonomizarse de la factualidad del mundo. En el debate cotidiano la mentira como instancia regulativa puede convertirse en un detonante de la guerra civil. Por ello, es en esa cotidianidad donde se confrontan las estrategias retóricas de la profunda pugnacidad política en Venezuela
(Para seguir leyendo pulse el título)

Pensar desde el naufragio: Luisa Ortega Díaz. Por Leonardo Bracamonte

Los instantes impensados con frecuencia tienen una capacidad de proyección histórica que sorprenden a los que asisten o incluso participan de ese acontecimiento. Nuestra ruidosa historia tiene varios ejemplos de quienes optaron en un momento dado y en circunstancias específicas, por producir una diferencia que en lo adelante desencadenaría sucesos que van a cambiar las reglas de un juego convencional. Pero más importante, es preciso reflexionar sobre estos episodios de incumbencia colectiva porque en momentos en que aquellos marcos aludidos arriba están en disolución y su resultado es históricamente incierto, tales acontecimientos toman proporciones aún más insospechadas. En todo caso, sin una buena porción de azar en las idas y venidas de la historia el cambio social no sería posible. Por tanto, de las acciones humanas de consecuencias imprevistas también está hecho el mundo.
El viernes 30 de marzo fue uno de esos momentos. Aunque las implicaciones a mediano plazo están por analizarse, es seguro que la intervención de Luisa Ortega Díaz (Fiscal General de la República), ha replanteado las condiciones a partir de las cuales se piensa políticamente el país. Todo tenía un sentido específico para el momento en que debía rendir cuentas a la sociedad sobre el desempeño del Ministerio Público durante 2016. Aunque se trata de un actor que va a llevar adelante una intervención cuyas consecuencias no están claras ni para ella ni para nadie, sí existe una voluntad determinante de producir una diferencia. Desde el lugar donde se dirigió al país hasta sus primeras y últimas palabras, tuvieron una orientación que se relacionaba con el acontecimiento ocurrido unas horas antes.
(Para seguir leyendo pulse el título)

Pensar desde el naufragio: Luisa Ortega Díaz. Por Leonardo Bracamonte

Los instantes impensados con frecuencia tienen una capacidad de proyección histórica que sorprenden a los que asisten o incluso participan de ese acontecimiento. Nuestra ruidosa historia tiene varios ejemplos de quienes optaron en un momento dado y en circunstancias específicas, por producir una diferencia que en lo adelante desencadenaría sucesos que van a cambiar las reglas de un juego convencional. Pero más importante, es preciso reflexionar sobre estos episodios de incumbencia colectiva porque en momentos en que aquellos marcos aludidos arriba están en disolución y su resultado es históricamente incierto, tales acontecimientos toman proporciones aún más insospechadas. En todo caso, sin una buena porción de azar en las idas y venidas de la historia el cambio social no sería posible. Por tanto, de las acciones humanas de consecuencias imprevistas también está hecho el mundo.
El viernes 30 de marzo fue uno de esos momentos. Aunque las implicaciones a mediano plazo están por analizarse, es seguro que la intervención de Luisa Ortega Díaz (Fiscal General de la República), ha replanteado las condiciones a partir de las cuales se piensa políticamente el país. Todo tenía un sentido específico para el momento en que debía rendir cuentas a la sociedad sobre el desempeño del Ministerio Público durante 2016. Aunque se trata de un actor que va a llevar adelante una intervención cuyas consecuencias no están claras ni para ella ni para nadie, sí existe una voluntad determinante de producir una diferencia. Desde el lugar donde se dirigió al país hasta sus primeras y últimas palabras, tuvieron una orientación que se relacionaba con el acontecimiento ocurrido unas horas antes.
(Para seguir leyendo pulse el título)

Discursos sobre una falsa elección: deuda, importaciones y metabolismo en la crisis económica venezolana. Por Malfred Gerig

El debate en torno a la economía venezolana durante el año 2016 se asemejó a una elección dual como la que se le plantea a Neo en Matrix. Llegado el momento el gobierno de Venezuela debió elegir entre pagar su deuda externa en detrimento de una reducción de las importaciones que harían colisionar el consumo interno, o no sacrificar el consumo interno cayendo en un impago de la deuda. ¿Existe acaso una tercera elección? De existir ¿qué tanto dependería de pensar las cosas desde otros fundamentos desplazándonos de la matriz metafísica en la que nos encontramos clausurados?

2016 fue el primer año de un futuro donde el tema de la deuda será central para la economía venezolana, al delimitar en gran medida su relacionamiento con el mercado mundial. Antes bien, la principal limitación se ejercerá sobre la cantidad de recursos que se pueden utilizar en un plan que se proponga dejar atrás la recesión económica, planteándose una política industrial y no sólo una política monetaria.

El problema central que afronta la economía venezolana no es la restricción de sus ingresos ocasionada por la disminución de los precios del petróleo. La cuestión fundamental para la economía venezolana son sus relaciones metabólicas con el mercado mundial y sus concomitantes internas, es decir, el quid de la cuestión se encuentra en el origen de los recursos externos y en la incapacidad para adsorberlos internamente.
(Para seguir leyendo pulse el titulo)

Discursos sobre una falsa elección: deuda, importaciones y metabolismo en la crisis económica venezolana. Por Malfred Gerig

El debate en torno a la economía venezolana durante el año 2016 se asemejó a una elección dual como la que se le plantea a Neo en Matrix. Llegado el momento el gobierno de Venezuela debió elegir entre pagar su deuda externa en detrimento de una reducción de las importaciones que harían colisionar el consumo interno, o no sacrificar el consumo interno cayendo en un impago de la deuda. ¿Existe acaso una tercera elección? De existir ¿qué tanto dependería de pensar las cosas desde otros fundamentos desplazándonos de la matriz metafísica en la que nos encontramos clausurados?

2016 fue el primer año de un futuro donde el tema de la deuda será central para la economía venezolana, al delimitar en gran medida su relacionamiento con el mercado mundial. Antes bien, la principal limitación se ejercerá sobre la cantidad de recursos que se pueden utilizar en un plan que se proponga dejar atrás la recesión económica, planteándose una política industrial y no sólo una política monetaria.

El problema central que afronta la economía venezolana no es la restricción de sus ingresos ocasionada por la disminución de los precios del petróleo. La cuestión fundamental para la economía venezolana son sus relaciones metabólicas con el mercado mundial y sus concomitantes internas, es decir, el quid de la cuestión se encuentra en el origen de los recursos externos y en la incapacidad para adsorberlos internamente.
(Para seguir leyendo pulse el titulo)

Políticas de término erróneo o el fugaz triunfo de la conservación. Por Juan Manuel Zerpa

En política, ¿qué es un “error”? ¿Cómo se determina que una u otra decisión, de un líder o una dirección colectiva, es “errada”? La respuesta parece sencilla: es una cuestión de fines. Si un partido se propone hacer una revolución y sus acciones no contribuyen y hasta perjudican tal causa, entonces uno podría decir que esa organización está cometiendo “errores políticos”; incurriendo en lógicas que quizá mantienen por inercia el control aparente de ciertas instancias de poder, pero que en el mediano y largo plazo minan el propio camino trazado en planes, manifiestos y discursos. El elemento “opaco”, sustraído a la crítica, en este razonamiento tan familiar para las tradiciones de izquierda, es el contenido mismo del programa revolucionario.
Leer más…

Políticas de término erróneo o el fugaz triunfo de la conservación. Por Juan Manuel Zerpa

En política, ¿qué es un “error”? ¿Cómo se determina que una u otra decisión, de un líder o una dirección colectiva, es “errada”? La respuesta parece sencilla: es una cuestión de fines. Si un partido se propone hacer una revolución y sus acciones no contribuyen y hasta perjudican tal causa, entonces uno podría decir que esa organización está cometiendo “errores políticos”; incurriendo en lógicas que quizá mantienen por inercia el control aparente de ciertas instancias de poder, pero que en el mediano y largo plazo minan el propio camino trazado en planes, manifiestos y discursos. El elemento “opaco”, sustraído a la crítica, en este razonamiento tan familiar para las tradiciones de izquierda, es el contenido mismo del programa revolucionario.
Leer más…

Teoría crítica para la comunidad de iguales: Reseña Julio-Diciembre, 2016

Reseña de los textos de teoría crítica publicados en el último semestre del año 2016, sustanciales para el debate teórico-práctico sobre la comunidad de iguales.
En esta oportunidad presentamos el texto de Héctor Díaz-Polanco, El Jardín de las identidades. La comunidad y el poder; por otra parte la búsqueda que hace Bruno Bosteels en Marx y Freud en América Latina, sobre la influencia de ambos pensadores en las vanguadias artisticas latinoamericanas; continuamos con las preguntas que se hace Ricardo Espinoza Lolas, en Hegel y las lógicas del mundo y del Estado; asi como la recopilación hecha por José Gandarilla en La crítica en el margen; finalizando con el historiador Edwin Lieuwen y su Petróleo en Venezuela, una historia.
(Para seguir leyendo pulse el título)

Teoría crítica para la comunidad de iguales: Reseña Julio-Diciembre, 2016

Reseña de los textos de teoría crítica publicados en el último semestre del año 2016, sustanciales para el debate teórico-práctico sobre la comunidad de iguales.
En esta oportunidad presentamos el texto de Héctor Díaz-Polanco, El Jardín de las identidades. La comunidad y el poder; por otra parte la búsqueda que hace Bruno Bosteels en Marx y Freud en América Latina, sobre la influencia de ambos pensadores en las vanguadias artisticas latinoamericanas; continuamos con las preguntas que se hace Ricardo Espinoza Lolas, en Hegel y las lógicas del mundo y del Estado; asi como la recopilación hecha por José Gandarilla en La crítica en el margen; finalizando con el historiador Edwin Lieuwen y su Petróleo en Venezuela, una historia.
(Para seguir leyendo pulse el título)

¿Qué es el Post-Progresismo? Una perspectiva crítica sobre el fin de ciclo. Por Miguel Ángel Contreras Natera

El reciente debate iniciado en el portal REBELIÓN con los sendos artículos de Massimo Modonesi y Maristella Svampa con su Post-Progresismo y horizontes emancipatorios, y el de Atilio Boron y Paula Klachko Sobre el Post-Progresismo en América Latina: aportes para un debate, representan una oportunidad ineludible para pensar las consecuencias teórico-prácticas del debate político-regional. (Para seguir leyendo pulse el título)

¿Qué es el Post-Progresismo? Una perspectiva crítica sobre el fin de ciclo. Por Miguel Ángel Contreras Natera

El reciente debate iniciado en el portal REBELIÓN con los sendos artículos de Massimo Modonesi y Maristella Svampa con su Post-Progresismo y horizontes emancipatorios, y el de Atilio Boron y Paula Klachko Sobre el Post-Progresismo en América Latina: aportes para un debate, representan una oportunidad ineludible para pensar las consecuencias teórico-prácticas del debate político-regional. (Para seguir leyendo pulse el título)