Archivo de Categorías: Juan Antonio Hernández

Bicentenario de Matasiete: La batalla que no cesa. Por Juan Antonio Hernández

El pasado que nos interesa a los venezolanos no es el ordenado o clasificado por los museos, el congelado en el bronce de estatuas o placas conmemorativas, tampoco es el domesticado por los calendarios o aquel que, en definitiva, es administrado por las distintas tecnologías que, en nuestro tiempo, regulan la relación entre memoria y olvido. El pasado que nos interesa es aquel que está cargado de una suerte de memoria profética, de una potencia liberadora que, como un incendio secreto, permanece a través de los siglos hasta alcanzarnos en nuestro presente. El pasado que nos interesa es aquel que se encuentra habitado por las promesas de libertad e igualdad por las que combatieron y murieron nuestros antecesores sobre el suelo patrio. Se trata, en síntesis, de un pasado indómito, un pasado hecho de batallas que no cesan.
(Para seguir leyendo pulse el título)

Bicentenario de Matasiete: La batalla que no cesa. Por Juan Antonio Hernández

El pasado que nos interesa a los venezolanos no es el ordenado o clasificado por los museos, el congelado en el bronce de estatuas o placas conmemorativas, tampoco es el domesticado por los calendarios o aquel que, en definitiva, es administrado por las distintas tecnologías que, en nuestro tiempo, regulan la relación entre memoria y olvido. El pasado que nos interesa es aquel que está cargado de una suerte de memoria profética, de una potencia liberadora que, como un incendio secreto, permanece a través de los siglos hasta alcanzarnos en nuestro presente. El pasado que nos interesa es aquel que se encuentra habitado por las promesas de libertad e igualdad por las que combatieron y murieron nuestros antecesores sobre el suelo patrio. Se trata, en síntesis, de un pasado indómito, un pasado hecho de batallas que no cesan.
(Para seguir leyendo pulse el título)

Tempestad de gloria: Antonio Diaz y el bicentenario de Papagayos. Por Juan Antonio Hernández

En su prólogo a “Venezuela heroica” José Martí se refiere a la historia de Venezuela como una “tempestad de gloria” y esta hermosa metáfora, plena de justicia, deja de ser imagen poética y deviene en una descripción precisa cuando la aplicamos a uno de los hechos de armas más decisivos de nuestra historia (y por tanto de la historia de Nuestra América) la batalla fluvial de Pagayos, librada por el Capitán de Navío margariteño Antonio Díaz, en el delta del Orinoco, hace hoy doscientos años. Después de Pagayos quedaría el Orinoco en manos de las fuerzas de Bolívar estableciéndose, de ese modo, toda una línea de comunicación y aprovisionamiento, de incalculable valor estratégico, para el ejército patriota con el Caribe
(Para seguir leyendo pulse el título)

Tempestad de gloria: Antonio Diaz y el bicentenario de Papagayos. Por Juan Antonio Hernández

En su prólogo a “Venezuela heroica” José Martí se refiere a la historia de Venezuela como una “tempestad de gloria” y esta hermosa metáfora, plena de justicia, deja de ser imagen poética y deviene en una descripción precisa cuando la aplicamos a uno de los hechos de armas más decisivos de nuestra historia (y por tanto de la historia de Nuestra América) la batalla fluvial de Pagayos, librada por el Capitán de Navío margariteño Antonio Díaz, en el delta del Orinoco, hace hoy doscientos años. Después de Pagayos quedaría el Orinoco en manos de las fuerzas de Bolívar estableciéndose, de ese modo, toda una línea de comunicación y aprovisionamiento, de incalculable valor estratégico, para el ejército patriota con el Caribe
(Para seguir leyendo pulse el título)

Fragmentos de un espejo de príncipes. Por Juan Antonio Hernández

Es muy probable que se haya roto para siempre todo vínculo entre Verdad, Belleza y Justicia. También es muy probable que nunca haya existido. Pero considera siempre la posibilidad de que la infinitud del tiempo permita, alguna vez, que lo roto o nunca enlazado pueda volver a unirse o finalmente fusionarse. No importa que esa fusión sea como la luz de un relámpago en medio de la más tremenda oscuridad.
(Para seguir leyendo pulse el título)

Fragmentos de un espejo de príncipes. Por Juan Antonio Hernández

Es muy probable que se haya roto para siempre todo vínculo entre Verdad, Belleza y Justicia. También es muy probable que nunca haya existido. Pero considera siempre la posibilidad de que la infinitud del tiempo permita, alguna vez, que lo roto o nunca enlazado pueda volver a unirse o finalmente fusionarse. No importa que esa fusión sea como la luz de un relámpago en medio de la más tremenda oscuridad.
(Para seguir leyendo pulse el título)