Archivo de Categorías: Artículo

La postura de China sobre Venezuela más allá de las apariencias. Por Malfred Gerig

La interrogante central pasa a ser ¿qué postura acogerá China ante la guerra de posiciones que se libra en América Latina? Leyendo el sugerente editorial del Global Times el cual sostiene que “mantener la cooperación con China trasciende intereses partidarios en Venezuela”(9) , cualquier actor incauto puede entender que China se pondrá de lado a medida que el conflicto venezolano escale irreversiblemente e intentará poner en resguardo sus intereses económicos. Antes al contrario, en Beijing parecen tener suficientemente claro que un hipotético triunfo de la restauración conservadora guiada por Washington en la región implicaría orientar a las economías latinoamericanas como apéndice de los alicaídos y financiarizados circuitos de acumulación de capital estadounidense, creando caparazones de protección políticos en los que no podrá penetrar el dinero chino. Lo que inmediatamente se traduciría en un retroceso en su estrategia de echar abajo la Doctrina Monroe mediante la diplomacia del Yuan adelantada por la visita del premier Li Keqiang a la región en 2015(10) . La presencia de China en América Latina viene a llenar un vacío del cual EE.UU. no puede hacerse cargo, pero no sólo en el continente sino a nivel global.
(Para seguir leyendo pulse el título)

Anuncios

La postura de China sobre Venezuela más allá de las apariencias. Por Malfred Gerig

La interrogante central pasa a ser ¿qué postura acogerá China ante la guerra de posiciones que se libra en América Latina? Leyendo el sugerente editorial del Global Times el cual sostiene que “mantener la cooperación con China trasciende intereses partidarios en Venezuela”(9) , cualquier actor incauto puede entender que China se pondrá de lado a medida que el conflicto venezolano escale irreversiblemente e intentará poner en resguardo sus intereses económicos. Antes al contrario, en Beijing parecen tener suficientemente claro que un hipotético triunfo de la restauración conservadora guiada por Washington en la región implicaría orientar a las economías latinoamericanas como apéndice de los alicaídos y financiarizados circuitos de acumulación de capital estadounidense, creando caparazones de protección políticos en los que no podrá penetrar el dinero chino. Lo que inmediatamente se traduciría en un retroceso en su estrategia de echar abajo la Doctrina Monroe mediante la diplomacia del Yuan adelantada por la visita del premier Li Keqiang a la región en 2015(10) . La presencia de China en América Latina viene a llenar un vacío del cual EE.UU. no puede hacerse cargo, pero no sólo en el continente sino a nivel global.
(Para seguir leyendo pulse el título)

Bicentenario de Matasiete: La batalla que no cesa. Por Juan Antonio Hernández

El pasado que nos interesa a los venezolanos no es el ordenado o clasificado por los museos, el congelado en el bronce de estatuas o placas conmemorativas, tampoco es el domesticado por los calendarios o aquel que, en definitiva, es administrado por las distintas tecnologías que, en nuestro tiempo, regulan la relación entre memoria y olvido. El pasado que nos interesa es aquel que está cargado de una suerte de memoria profética, de una potencia liberadora que, como un incendio secreto, permanece a través de los siglos hasta alcanzarnos en nuestro presente. El pasado que nos interesa es aquel que se encuentra habitado por las promesas de libertad e igualdad por las que combatieron y murieron nuestros antecesores sobre el suelo patrio. Se trata, en síntesis, de un pasado indómito, un pasado hecho de batallas que no cesan.
(Para seguir leyendo pulse el título)

Bicentenario de Matasiete: La batalla que no cesa. Por Juan Antonio Hernández

El pasado que nos interesa a los venezolanos no es el ordenado o clasificado por los museos, el congelado en el bronce de estatuas o placas conmemorativas, tampoco es el domesticado por los calendarios o aquel que, en definitiva, es administrado por las distintas tecnologías que, en nuestro tiempo, regulan la relación entre memoria y olvido. El pasado que nos interesa es aquel que está cargado de una suerte de memoria profética, de una potencia liberadora que, como un incendio secreto, permanece a través de los siglos hasta alcanzarnos en nuestro presente. El pasado que nos interesa es aquel que se encuentra habitado por las promesas de libertad e igualdad por las que combatieron y murieron nuestros antecesores sobre el suelo patrio. Se trata, en síntesis, de un pasado indómito, un pasado hecho de batallas que no cesan.
(Para seguir leyendo pulse el título)

Seguridad, estrategias y colonización de los imaginarios sociales: El Pentágono, la NSA y Hollywood contra el mundo. Por Miguel Ángel Contreras Natera

La relación entre cine, televisión y política reúne tres señales distintivas de la materialidad de la cultura en cuanto vincula la producción estética, las innovaciones tecnológicas y la institución social. Y es está relación donde se sintetizan las verdades secretas en cuanto síntoma de lo que Jean Paul Sartre habría llamado la neurosis objetiva. El flujo total sin interrupción de contenidos que tiene como operadores anafóricos al cine, la televisión, el ordenador y el teléfono condena a la obsolescencia, la distancia crítica. En términos de Greg Lukács, la objetualización del mundo bloquea su propia teorización al convertirse en teoría por derecho propio. La estrategia mediática contra el aburrimiento como patología urbana de la modernidad supone enfrentar las situaciones de parálisis de las audiencias mediante la espectacularización de la vida en un flujo sin fin de anuncios, contenidos y situaciones. El tiempo se compartimenta en ciclos cortos donde la experiencia humana se reduce a las pequeñas historias de los video-clips, las propagandas y los tweets que condensan con toda su sobrecarga informativa la característica medular del capitalismo cognitivo. Este desafío crítico supone movilizar los instrumentos conceptuales para asimilar la ampliación imperialista de está triada cultural.
(Para seguir leyendo pulse el título)

Seguridad, estrategias y colonización de los imaginarios sociales: El Pentágono, la NSA y Hollywood contra el mundo. Por Miguel Ángel Contreras Natera

La relación entre cine, televisión y política reúne tres señales distintivas de la materialidad de la cultura en cuanto vincula la producción estética, las innovaciones tecnológicas y la institución social. Y es está relación donde se sintetizan las verdades secretas en cuanto síntoma de lo que Jean Paul Sartre habría llamado la neurosis objetiva. El flujo total sin interrupción de contenidos que tiene como operadores anafóricos al cine, la televisión, el ordenador y el teléfono condena a la obsolescencia, la distancia crítica. En términos de Greg Lukács, la objetualización del mundo bloquea su propia teorización al convertirse en teoría por derecho propio. La estrategia mediática contra el aburrimiento como patología urbana de la modernidad supone enfrentar las situaciones de parálisis de las audiencias mediante la espectacularización de la vida en un flujo sin fin de anuncios, contenidos y situaciones. El tiempo se compartimenta en ciclos cortos donde la experiencia humana se reduce a las pequeñas historias de los video-clips, las propagandas y los tweets que condensan con toda su sobrecarga informativa la característica medular del capitalismo cognitivo. Este desafío crítico supone movilizar los instrumentos conceptuales para asimilar la ampliación imperialista de está triada cultural.
(Para seguir leyendo pulse el título)

Tarde de perros. Por Miguel Ángel Contreras Natera

En Tarde de Perros (Dog day afternoon, 1975) la negociación pública es salvaguardar la vida de Sonny por su obvia simpatía. Su capacidad teatralizada de reunir en su persona los dramas individuales, colectivos y sociales de la multitud en correspondencia con la prensa amarillista lo autonomizan del acto fallido. Y la negociación de Sonny con la policía es salvar su vida. Inclusive, a costa de la vida de Salvatore. En este drama ético, Salvatore es el único inocente en tanto acompaña a Sonny a un acto que tiene como único beneficiario a su amigo delincuente. ¿Qué lleva a la policía a salvaguardar a uno y no a otro? ¿Por qué se planifica el homicidio de Salvatore en estricta complacencia con Sonny? El amarillismo mediático impide una solución negociada de ganar ganar en tanto la espectacularización liberal condena y conjura simultáneamente. Condena a la muerte a uno (Salvatore) en la medida que conjura la responsabilidad de otro (Sonny). Los medios son la expresión fenoménica de los actos o por el contrario vectores de intereses corporativos que plantean salidas a unos y no a otros. El juego de sombras que oscurece el fracaso del acto lo va rodeando de una pesada nube que privatiza la negociación en la medida en que la verdad queda encriptada como una mentira noble.
(Para seguir leyendo pulse el título)

Tarde de perros. Por Miguel Ángel Contreras Natera

En Tarde de Perros (Dog day afternoon, 1975) la negociación pública es salvaguardar la vida de Sonny por su obvia simpatía. Su capacidad teatralizada de reunir en su persona los dramas individuales, colectivos y sociales de la multitud en correspondencia con la prensa amarillista lo autonomizan del acto fallido. Y la negociación de Sonny con la policía es salvar su vida. Inclusive, a costa de la vida de Salvatore. En este drama ético, Salvatore es el único inocente en tanto acompaña a Sonny a un acto que tiene como único beneficiario a su amigo delincuente. ¿Qué lleva a la policía a salvaguardar a uno y no a otro? ¿Por qué se planifica el homicidio de Salvatore en estricta complacencia con Sonny? El amarillismo mediático impide una solución negociada de ganar ganar en tanto la espectacularización liberal condena y conjura simultáneamente. Condena a la muerte a uno (Salvatore) en la medida que conjura la responsabilidad de otro (Sonny). Los medios son la expresión fenoménica de los actos o por el contrario vectores de intereses corporativos que plantean salidas a unos y no a otros. El juego de sombras que oscurece el fracaso del acto lo va rodeando de una pesada nube que privatiza la negociación en la medida en que la verdad queda encriptada como una mentira noble.
(Para seguir leyendo pulse el título)

Tempestad de gloria: Antonio Diaz y el bicentenario de Papagayos. Por Juan Antonio Hernández

En su prólogo a “Venezuela heroica” José Martí se refiere a la historia de Venezuela como una “tempestad de gloria” y esta hermosa metáfora, plena de justicia, deja de ser imagen poética y deviene en una descripción precisa cuando la aplicamos a uno de los hechos de armas más decisivos de nuestra historia (y por tanto de la historia de Nuestra América) la batalla fluvial de Pagayos, librada por el Capitán de Navío margariteño Antonio Díaz, en el delta del Orinoco, hace hoy doscientos años. Después de Pagayos quedaría el Orinoco en manos de las fuerzas de Bolívar estableciéndose, de ese modo, toda una línea de comunicación y aprovisionamiento, de incalculable valor estratégico, para el ejército patriota con el Caribe
(Para seguir leyendo pulse el título)

Tempestad de gloria: Antonio Diaz y el bicentenario de Papagayos. Por Juan Antonio Hernández

En su prólogo a “Venezuela heroica” José Martí se refiere a la historia de Venezuela como una “tempestad de gloria” y esta hermosa metáfora, plena de justicia, deja de ser imagen poética y deviene en una descripción precisa cuando la aplicamos a uno de los hechos de armas más decisivos de nuestra historia (y por tanto de la historia de Nuestra América) la batalla fluvial de Pagayos, librada por el Capitán de Navío margariteño Antonio Díaz, en el delta del Orinoco, hace hoy doscientos años. Después de Pagayos quedaría el Orinoco en manos de las fuerzas de Bolívar estableciéndose, de ese modo, toda una línea de comunicación y aprovisionamiento, de incalculable valor estratégico, para el ejército patriota con el Caribe
(Para seguir leyendo pulse el título)

La política es un destino sin destinación. En torno a la conversación suscitada por “Fragmentos de un espejo de príncipes”. Por Malfred Gerig

Las siguientes notas surgen a propósito del “dialogo” que ha suscitado los aforismos de Juan Antonio Hernández Fragmentos para un espejo de príncipes, y el posterior comentario de Miguel Ángel Contreras Pensar desde el exilio en San Casciano.
9. Seguimos viviendo bajo la impronta de Maquiavelo en tanto que pensamos la política como conquista o mantenimiento del poder por aquella parte de la comunidad política en la que echamos los dados de nuestros intereses. Seguimos viviendo bajo la impronta de Maquiavelo por que la política es acto en el curso de un destino en el que no hay subterfugios que nos resguarden; todo puede pasar, en este camino de quinientos años hubo victorias y hubo derrotas, hubo avances y retrocesos, fuimos capaces de suscitar acontecimientos y de ser osificados ante el largo tiempo de la estructura opresiva. Pero también seguimos bajo la impronta de Marx cuando decimos que la política no vale la pena ni un segundo del pensamiento ni del acto sino obra por el cambio de la vida.
10. ¿Cuál es, entonces, la forma del príncipe contemporáneo que obra por la emancipación?
(Para seguir leyendo pulse el título)

La política es un destino sin destinación. En torno a la conversación suscitada por “Fragmentos de un espejo de príncipes”. Por Malfred Gerig

Las siguientes notas surgen a propósito del “dialogo” que ha suscitado los aforismos de Juan Antonio Hernández Fragmentos para un espejo de príncipes, y el posterior comentario de Miguel Ángel Contreras Pensar desde el exilio en San Casciano.
9. Seguimos viviendo bajo la impronta de Maquiavelo en tanto que pensamos la política como conquista o mantenimiento del poder por aquella parte de la comunidad política en la que echamos los dados de nuestros intereses. Seguimos viviendo bajo la impronta de Maquiavelo por que la política es acto en el curso de un destino en el que no hay subterfugios que nos resguarden; todo puede pasar, en este camino de quinientos años hubo victorias y hubo derrotas, hubo avances y retrocesos, fuimos capaces de suscitar acontecimientos y de ser osificados ante el largo tiempo de la estructura opresiva. Pero también seguimos bajo la impronta de Marx cuando decimos que la política no vale la pena ni un segundo del pensamiento ni del acto sino obra por el cambio de la vida.
10. ¿Cuál es, entonces, la forma del príncipe contemporáneo que obra por la emancipación?
(Para seguir leyendo pulse el título)

Pensar desde el exilio en San Casciano. A propósito de los “Fragmentos de un espejo de Príncipes”. Por Miguel Angel Contreras Natera

Estas notas deben entenderse como un diálogo entre ausentes mediada por un manuscrito apócrifo sobre la política desde la penetrante mirada de Jano. La primera interrogante que surge es sobre la forma por sentencias que adopta la escritura de este texto ¿Son claves esotéricas las que guían las sentencias? El autor nos señala varios caminos cargados de símbolos, metáforas, secretos que dibujan un escribir entre líneas. Y simultáneamente, en su franqueza habitual (parresia) destruye las cándidas construcciones –cual castillos de naipes- del liberalismo. En la opacidad de la corte, donde el juego de sombras acecha, se construyen nuevos arreglos enunciativos en las ruinas de una civilización derruida. Antes al contrario, la grandeza, el destino y la gloria necesitan insuflarse de las energías libidinales de la emancipación. La fortuna nos es esquiva. Aunque el coraje es necesario, urgente y apremiante en este inquietante momento de agobio, la solicitud de pensar contra las neutralizaciones nos fuerza a recuperar, a pensar y vivir el momento de la política.
(Para leer completo pulse el titulo)

Pensar desde el exilio en San Casciano. A propósito de los “Fragmentos de un espejo de Príncipes”. Por Miguel Angel Contreras Natera

Estas notas deben entenderse como un diálogo entre ausentes mediada por un manuscrito apócrifo sobre la política desde la penetrante mirada de Jano. La primera interrogante que surge es sobre la forma por sentencias que adopta la escritura de este texto ¿Son claves esotéricas las que guían las sentencias? El autor nos señala varios caminos cargados de símbolos, metáforas, secretos que dibujan un escribir entre líneas. Y simultáneamente, en su franqueza habitual (parresia) destruye las cándidas construcciones –cual castillos de naipes- del liberalismo. En la opacidad de la corte, donde el juego de sombras acecha, se construyen nuevos arreglos enunciativos en las ruinas de una civilización derruida. Antes al contrario, la grandeza, el destino y la gloria necesitan insuflarse de las energías libidinales de la emancipación. La fortuna nos es esquiva. Aunque el coraje es necesario, urgente y apremiante en este inquietante momento de agobio, la solicitud de pensar contra las neutralizaciones nos fuerza a recuperar, a pensar y vivir el momento de la política.
(Para leer completo pulse el titulo)